Comenzamos un nuevo curso en "La redacción con los blogs". La gran mayoría de las nuevas entradas están pensadas para personas con un nivel consolidado de expresión escrita e hipertextual. Hemos de ir superándonos poco a poco, somos tiempo, evolución, transformación, novedad y viento. Bienvenidos a la nueva temporada 2010/2011


La redacción con los blogs encierra un plan de redacción. ¿Por qué con los blogs? ¿Y por qué no? Los blogs representan “internet sin esfuerzo”, internet al alcance de todos.
Y esa gran facilidad de manejo es la que me ha llevado a desarrollar este plan de redacción con los blogs. Los principales contenidos del área de lengua y las características esenciales de los blogs se asocian en este plan de redacción. El contenido y la herramienta. La palabra y su medio de difusión. En el pasado escribir y leer era cosa de papel y bolígrafo. Luego fue cosa de ordenador y procesador de textos. Ahora la alfabetización consiste en manejar, adecuadamente, las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC).
Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 31 de agosto de 2009

La ciudad de cristal y sus habitantes

http://www.misrelatos.es/microrrelatos/cristales.jpg
Veo que no te suena y que no conoces a sus habitantes pero cuando te empiece a hablar de ellos los reconocerás enseguida. No siempre son personas famosas aunque sí que viven allí algunas de ellas. La mayoría, sin embargo son personas anónimas a las que les une simplemente una situación. Todos los habitantes de esta ciudad de cristal están pendientes de un punto débil. Verás el más famoso de todos los que viven en ella y que acaba de ser nombrado presidente honorífico de la misma es Cristiano Ronaldo. El no lo sabe pero eso no cambia las cosas. Todos ignoramos algo de nosotros mismos. Muchas veces tenemos la suerte de que alguien que nos quiere bien, se nos acerca y en un momento en el que estamos relajados, así como desprevenidos, por lo bajín nos lo dice, nos cuenta eso que todo el mundo sabe y que quizás nosotros ni nos hemos dado cuenta. Luego le damos las gracias y esa persona ya es un amigo para toda la vida. Gracias, le decimos.


Michael Jackson también fue parte de esta ciudad de cristal y si ha muerto quizás ha sido por eso que cuentan en la prensa de una conspiración y tal, pero la verdad es que olvidó que pertenecía a esta ciudad. Tal vez no lo olvidó él solo, quienes estaban en su entorno también lo olvidaron. Son cosas que a veces pasan, el día a día te lleva, te arrastra a una cosa, a otra, y vas haciendo y haciendo y bueno, si no te controlas te puede suceder. Tu vida de cristal puede saltar en mil añicos, puede romperse en un instante de tal forma que luego sea ya imposible recomponerla hagas lo que hagas. Eso significaría que la fatalidad se habría consumado.



Sin ir más lejos, mi vecina también forma parte de esta ciudad de cristal. A ella le diagnosticaron un tumor en el pulmón y desde entonces sabe que toda su fortaleza pende de un hilo que en cualquier momento puede romperse. Pero ella es consciente de esta situación, es inevitable que lo sea, ha pasado por el quirófano y se lo han extraído. Lo que pasa es que ahora ha de cuidarse y ha de tener siempre presente qué puede hacer y qué no. Nada de noches locas y vida sin control. Lleva una agenda en la que anota todas sus impresiones y a la más mínima molestia sabe que ha de llamar al médico y hacerse una revisión. Es verdad lleva una vida normal, nadie diría, cuando la ve que esté tratándose de esto o de aquello. Pero es verdad que forma parte de esta ciudad de cristal. Como tantos otros. Muchos más de los que pensamos. Porque el que no tiene un tumor en el pulmón, se gana la vida con sus manos, o pasa la vida al volante de un camión ...


Y mi propuesta es que me describas a un habitante de esta ciudad de cristal que es como decir que describas a alguien que depende de forma vital de sus piernas, sus voz, sus hábitos, sus sueños, sus, ...


sábado, 15 de agosto de 2009

Perdona, ¿tú también coges un tranvía llamado deseo?

En Putas asesinas, relato de R. Bolaño dentro de Putas asesinas, la protagonista ha decidido tener una cita con un desconocido Max (ella lo llama así). Cuando acude a su encuentro, él no tiene ni idea de la que se le viene encima, ella le saluda y le dice :

" ... cuando te digo hola, Max, no sabes qué decir, al principio no sabes qué decir, sólo reírte, un poco menos estentóreamente que tus camaradas, pero sólo te ríes, príncipe de la máquina del tiempo, te ríes pero ya no caminas.
—(El tipo la mira, achica los ojos, trata de serenar su respiración y en la medida en que ésta se regulariza pareciera que piensa: inspirar, espirar, pensar, inspirar, espirar, pensar...)
—Entonces, en lugar de decirme no soy Max, intentas seguir con tu grupo y por un momento me domina el pánico, un pánico que en la memoria se confunde más con la risa que con el miedo. Te sigo sin saber muy bien qué haré a continuación, pero tú y tres más se detienen y se vuelven y me consideran con sus ojos fríos, y yo te digo Max, tenemos que hablar, y entonces tú me dices no soy Max, ése no es mi nombre, qué pasa, te estás quedando conmigo, me confundes con alguien o qué, y entonces yo te digo perdona, te pareces muchísimo a Max, y también te digo que quiero hablar contigo, de qué, pues de Max, y entonces tú te sonríes y te quedas ya definitivamente atrás, tus compañeros se van,..."
La historia completa es para releer y releer y disfrutar (mucho) pero esto es un blog y yo he venido a hacerte una propuesta.Si me pudieses ver ahora, te estaría guiñando un ojo, el izquierdo, ¿sabes? Podría decirte oye esa agenda que llevas me gusta, quiero una igual, dónde te la has comprado, y quizás me dirías bueno las venden en esa papelería de la esquina, no tiene pérdida. Quiero seducirte y que te quedes conmigo y que hablemos. (Te pediría entonces que me acompañases,) Podrías venir y así no voy solo, es que no me gusta estar solo. Que hablemos con nuestras palabras y con nuestras miradas y nuestras manos, quiero que estemos juntos. Sí ya sé que no nos conocemos pero ese problema solo puede durar unos segundos, los que dure nuestro primer y rápido intercambio porque yo ya te he escogido y sé que no me vas a fallar. Esto último sólo lo pensaría, no te lo diría. Quizás puedas fallarme pero yo he pensado que no me fallarás porque tengo fe en mi instinto.




Y la propuesta es que nos detalles (¿narres?) una estrategia de seducción, un encuentro y un primer paso que digamos será como el cebo que nuestra "víctima" va a morder. El título que he escogido evoca la película de Marlon Brando pero también podría haber sido este otro: Quedarse contigo (¿Te estás quedando conmigo?)


El ejemplo literario lo complemento con este vídeo basado en el éxito comercial del libro Sex Code de Mario Luna, todo un experto de la seducción, dicen.





cajas de navidad
Energia solar
Mudanzas internacionales
generadores
cesped artificial
energia solar termica
Mudanzas valencia
Mudanzas Valladolid
Hostels barcelona
Corsi di Spagnolo in Granada

sábado, 1 de agosto de 2009

Con los cinco sentidos, eh Virginia

En el comienzo de "Las Olas" Virginia Woolf nos presenta a sus personajes ante un paiseje de los que llamamos idílicos:

La luz incidió en los árboles del jardín, y dio transparencia a una hoja. Y luego a otra. Un pájaro gorjeó alto. Hubo una pausa. Otro pájaro gorjeó más bajo. El sol dio relieve a los muros de la casa, y se posó como la punta de un abanico cerrado en una blanca persiana, dejando una azul huella digital de sombró bajo la hoja junto a la ventana del dormitorio. La persiana se movió lentamente,
pero dentro todo era penumbra sin sustancia. Fuera, cantaban los pájaros su melodía vacía.
«Veo un aro que pende sobre mí», dijo Bernard. «El aro vibra y pende de un lazo de luz.»
«Veo una tajada de pálido amarillo», dijo Susan, «que crece y se aleja al encuentro de la raya de púrpura.»
«Oigo el sonido», dijo Rhoda, «de canto barato en gorjeo, canto barato, que se eleva y baja.»
«Veo un globo», dijo Neville, «que cuelga en el aire, en vertical caída, contra las inmensas laderas de una colina que no sé.»
«Veo una borla carmesí», dijo Jinny, «entreverada de hebras de oro.»
«Oigo un patear», dijo Louis. «Hay un gran animal con una pata encadenada. Patea, patea, patea.»
«Mira la telaraña, en el ángulo del balcón », dijo Bernard. «Tiene cuentas de agua, gotas blancas de luz.»
«Las hojas se amontonan alrededor de la ventana, como orejas puntiagudas», dijo Susan.
«Una sombra se proyecta en el sendero», dijo Louis, «como un codo en flexión.»
«Islas de luz flotan sobre el césped', dijo Rhoda.
«Caen a través de los árboles.» «Los ojos de los pájaros destellan en los túneles formados por las hojas», dijo Neville. «Vello corto y duro cubre los tallos», dijo Jinny, «y en ellos se han pegado gotas de agua.»
«Una oruga está enroscada formando un aro verde», dijo Susan, «y sus pies parecen unas muescas redondeadas.»
«El caracol de cáscara gris cruzaarrastrándose el sendero, y deja las briznas aplastadas detrás», dijo Rhoda.
«Y ardientes destellos nacidos en los cristales de las ventanas rebrillan y se apagan en el césped», dijo Louis.
«Las piedras son frías, bajo mis pies», dijo Neville. «Las siento una a una, redondas o puntiagudas.»
«Me arde el dorso de las manos», dijo Jinny, «pero el rocío me ha puesto las palmas pegajosas y húmedas.»
«Ahora el gallo canta como un chorro de agua dura y roja en la blanca marea», dijo Bernard.
«Los pájaros cantan alto y bajo, callan y cantan, a nuestro alrededor», dijo Susan.
«El animal patea; patea el elefante con la pata encadenada; el gran bruto en la playa patea», dijo Louis.
«Mira la casa», dijo Jinny, «con las persianas blancas en todas las ventanas.»
«Agua fría comienza a manar del grifo del fregadero», dijo Rhoda, «sobre el cuenco con pescadilla.»
«Rajas de oro rajan los muros», dijo Bernard, «y hay sombras de hojas, azules y en forma de dedos, bajo las ventanas.»
Toda esta explosión de percepciones ha sido provocada por este amanecer y por la actitud receptiva y expresiva a la vez de los personajes que en ese jardín se encuetran.

Como las percepciones nos llegan a través de los sentidos va a ser fácil que adoptemos esa postura receptiva ante el paisaje de la imagen y que nos desdoblemos en diferentes personajes que lo van percibiendo y expresando sus impresiones. Con los cinco sentidos mejor que con uno solo. Ponemos a prueba nuestros receptores sensoriales: vista oído, gusto, tacto, olfato.

Si optas por un artículo en tu blog escoge el paisaje a tu gusto. Y si esta imagen no te inspira puedes hacer una descripción de otro lugar y evocarlo con los cinco sentidos, igualmente. Te aporto el ejemplo de Virginia Woolf. Lo demás, eres tú.

http://www.resistenciaclick.com.ar/Imagenes/casa%20jardin.jpg

literaturaylengua.com Headline Animator

LA REDACCIÓN CON LOS BLOGS